GARBANZOS CON MEJILLONES Y CRUJIENTE DE CANONIGOS

octubre 03, 2020 | 3 Comentarios



Que me gustan los garbanzos no es ningún secreto, a que no?

Pues esta receta se prepara en un momento y está requetebuena, ideal para estos días de otoñales, aunque a mí no me importa comerla en verano.

Ya sabéis que los garbanzos tiene muchas vitaminas y minerales y los mejillones también.
                                                    

Garbanzos con mejillones y crujiente de canónigos



Y es que hoy empezamos con el reto de mi amiga Helen  Reto Alfabeto Salado  Y este mes los ingredientes a utilizar eran garbanzos y espinacas, que estas últimas en casa no nos gustan a nadie, y he utilizado canónigos. 
Pues os dejo la receta.

Yo en este caso use mejillones al natural, pero si los prefieres los puedes poner escabechados.

Vamos con los ingredientes.

                                         



Ingredientes:

250 gr. de garbanzos.
1 cebolla pequeña
1 lata de mejillones al natural
1 patata (opcional)
Aceite
1 cucharada de pimentón 
1 cucharadita de harina.
Algunas hojas de canónigos, pueden ser espinacas.




Preparación: Ponemos los garbanzos a cocer después de haberlos tenido a remojo toda la noche en agua y sal, con un trozo de cebolla. y una patata partida en trocitos muy pequeños, yo lo pongo en la olla rápida y se hacen en unos 20 minutos.
También puedes utilizar un bote  de garbanzos cocidos.
Escurrimos los garbanzos, pero dejamos un poco de caldo de cocerlos
 En una sartén  ponemos un poco de aceite y freímos la cebolla  cuando está frita le añadimos el pimentón y revolvemos un poco apra se fría  un pco y añadimos el agua de los mejillones revolvemos y añadimos un poco de caldo como una garcilla.
En un vasin ponemos una cucharadita de harina  y le ponemos caldo de cocar los garbanzos y revolvemos bien y añadimos a la sartén  dejamos que se cueza dos o tres minutos hasta que el caldo se espese,  si necesitas añadir mas caldo  lo puedes hacer o mas harina,  hasta que quede una salsina bien ligada y esto se lo añadimos a los garbanzos y encima le ponemos los mejillones y dejamos cocer unos minutos.  y dejamos reposar. 
En una sartén con una pizca de aceite de oliva  calentamos y vamos colocando las hojas de canónigos. y dejamos freír hasta que queden como transparentes  y sacamos en una servilleta de papel absorbente. 
Llevamos a la mesa y vaciamos los garbanzos en un plato y decoramos con las hojas de canónigos crujientes.
Y este plato es una delicia, que, si no tienes tiempo lo hacer con un bote de garbanzos comprados y una lata de mejillones, y te queda un plato completo y riquísimo. 





3 comentarios:

  1. Tomo nota, a mi también me encantan los garbanzos, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Bien sabrosos han de estar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. un plato de garbanzos coo éste no puede pasar desapercibido, para presentarse en las mejores mesa, para comer bien y con gusto. un beso!!

    ResponderEliminar