COÑINOS DE OVIEDO

septiembre 15, 2017 | 19 Comentarios

Hoy en el toque de Belén vamos a unos tradicionales dulces asturianos en este caso se llaman Coñinos, si si, se llaman asi y por cierto están buenísimos.

Hubo en Oviedo, en los inicios del siglo XX, un Congreso Eucarístico y el gremio confitero ideó diseñar una dulcería que fuese recuerdo de ese evento; pensaron en unas pastas-galleta con forma de PANECILLOS con un “corte” longitudinal y al hornear… salió lo que salió....

Las gentes de Oviedo, con su sorna tradicional, los bautizaron como Coñinos Don Alfredo Valdés, en la hoy desaparecida Confitería San Juan, de Oviedo, fue el depositario de la receta y, creo, su último elaborador.

Y, claro, si en Asturias había coñinos tambien tenemos el complemento masculino carajitos del profesor

Texto de http://www.cronistasoficiales.com/?p=9607


Vamos con los ingredientes.

INGREDIENTES
150 gr. de mantequilla
150 gr. de azúcar (la autentica lleva 190) a mi ya me pereció bastante dulce con los 150.
2 huevos
50 ml. de leche ( yo no le puse)
Harina la que admita de 450 gr. a 500 gr.
1 cucharadita de levadura ( la autentica no la lleva)
Preparación: Ponemos todos los ingredientes en un bol, de harina añadimos solo unos 100 gr. vamos mezclado bien y añadiendo harina hasta que quede una masa fina y que no se pegue a los dedos.

Hacemos unas bolitas como una nuez después alargamos para que parezca un bollito de unos 4 cm. con un cuchillo afilado hacemos un corte en el centro a lo largo que no llegue ni abajo del todo. y metemos al horno hasta que estén doradas a unos 190º unos 18 minutos.

La receta, aunque es la única que hay, y tienen tod@s l misma, yo se la vi hace mucho tiempo a mi amiga Labidú por eso pongo su enlace.

Por cierto aunque llevo todo el verano de vacaciones, ahora si estoy de verdad de vacaciones, en octubre, ya empezare en serio y a visitaros a tod@s.
                        !!! Buen Provecho !!!

19 comentarios:

  1. Que ricos bollitos! Me encantaron, me imagino que tu cocina debe oler a gloria!
    Bs

    ResponderEliminar
  2. Belén había oído hablar de los carajitos del profesor aunque nunca los he probado, me parece que comer estos dulces no sólo tiene que ser un disfrute, sino que si estás en buena compañía seguro echas unas risas la mar de reconfortantes, porque los nombres se las traen, jejejeje.
    Besos y disfruta de tus vacaciones. Nos vemos.

    ResponderEliminar
  3. Super sencillos estos coñinos y a la vez, geniales (y con ese nombre seguro que triunfan en una cena con amigos, jejeje) de sabor. Me quedo con la idea.
    Besos.

    Cocina de emergencia

    ResponderEliminar
  4. Tienen que estar buenísimos, así que en cuanto pueda los pruebo. Muchas gracias por compartir la receta.
    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima !!!
    Me gustan las recetas con historia, y esta es buena de verdad. No la conocía Belen, ni tampoco los carajillos que también he ido a ver. Qué gracia me ha hecho ver por cierto la enciclopedia Álvarez, por casa tenemos una todavía :)
    Bueno, que me desvío del tema, me parecen preciosos esos coñinos además de bien ricos.
    Disfruta de tus vacaciones, nos vemos a la vuelta.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  6. Disfruta de tus vacaciones que pasan rápidas. Un dulce con un nombre muy original y seguro que estan muy ricos. Bs

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay qué risa! En la época debían de ser toda una revolución por el nombre y la apariencia. Lo que es seguro es que están buenísimos ¡salta a la vista!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía, se ven muy ricos!! disfruta de tus vacaciones y nos vemos pronto por aquí, yo ya estoy de vuelta por el blog.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Uummmmmmmmmmm que ricooooooooooos que son y la de años que hace que no los como y como me estas tentando, te han quedado de relujo.
    Disfruta de las vacaciones en nada nos vemos y compartimos mesa .
    Bicos mil wapisimaa.

    ResponderEliminar
  10. Hola Belén. Espero que estés bien. Yo sí que conocía los Carajillos porque hace años los publicó una bloguera asturiana que ya ha cerrado el blog.
    Tampoco conocía la que tú nos traes y me parece que esa sorna de Oviedo, es genial, tanto como la receta.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. Si le pones la leche y una cucharadita de café soluble están de rechupete.

    ResponderEliminar
  12. Cuanto me gustan, mil gracias por esta estupenda receta! Un besin.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Las galletas muy ricas , aunque el nombre se las trae jjjjj que ocurrencias tenian.besinos.

    ResponderEliminar
  14. curiosa receta ..sobretodo el nombre ... tienen que estar de vicio ..un besote y feliz finde

    ResponderEliminar
  15. Me parto de risa con el nombre y con la historia, jajajajaja.
    Y, además, tienen que estar riquísimos.
    Los carajitos del profesor los conocía, pero éstos no, así que ya tenemos las dos cosas, jajaja.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  16. Hola Belé,.pues vaya Congreso jajajaja!! pero estos coñinos me han encantado, vaya que sí, seguramnete hay que preparar una buena cesta pues desaparecerán en nada. Un beso y disfruta de lo que te queda!!un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola guapísima!!!
    Pero qué cambio le has dado al blog, bien bonito, me encanta!^^
    Como te dije, me sonaban estas galletitas pero con otro nombre, "chochinos", no sé si serán lo mismo pero, juraría haberlos visto en alguna parte. Ahora que tengo que probarlos para ver qué tal están pero, seguro que riquísimos, como todo lo de la tierrina jaja ;)
    Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  18. Hola Belen!
    Nunca había oido hablar de éstos dulces. Me ha gustado mucho la historia que has contado de ellos.
    Un beso.

    ResponderEliminar